Archivo | Salud RSS feed for this section

Recuperar el ritmo tras el verano

17 Sep

Septiembre. El mes de los propósitos en muchos sentidos. Entre ellos, el de devolver al cuerpo las formas perdidas. Da igual. En vacaciones todo vale porque siempre estará septiembre. El mes elegido, año tras año, para cambiar de hábitos: en cuanto vuelva me apunto al gimnasio, comienzo una dieta y aprendo a comer de forma equilibrada y, «por supuesto», me olvido del ascensor y cuando pueda dejo el coche y me voy caminando. Sí, sí, todos lo pensamos. Pero pocos lo ejecutamos. Claramente para recuperar el fondo y la forma, el primero que tiene que querer es uno mismo. Pero, ¿por dónde empezar?
«Hay que ser consciente de lo que cada uno desea y establecer metas realistas. Por ejemplo, si eres una persona con sobrepeso, tu objetivo principal será bajar al índice de masa corporal normal y coger un poco de tono muscular», indica Raúl Quilón, entrenador personal de Slow Life House . «Se debe empezar por un programa de ejercicio moderado dos veces a la semana y que dure entre cuarenta y sesenta minutos, periodo en el que es imprescindible incluir los estiramientos». Lógico. Es la única manera de evitar lesiones, algo que se repita las veces que se repita, todavía no es un hábito extendido entre los deportistas de a pie.
Más cosas. «A medida que el cuerpo se va poniendo en forma hay que sumar algún día de entreno, de esta manera se varían los contenidos. Un día se pueden hacer pesas y aerobic, al siguiente puedes meterte en una clase colectiva que te divierta y, cuando el día lo pide, salir al exterior. Empieza a correr o a montar en bici, lo que más te guste y combínalo con ejercicios de respiración», continúa Quilón.
Resalta este experto la importancia que tiene la alimentación. Recomienda ir cambiando de hábitos semana a semana. Por ejemplo, desayunar más fuerte en la primera semana y cenar verdura con algo de proteína en la segunda. Esto hará que el cuerpo obtenga la energía necesaria para cada jornada.
«¿La última clave? Poner emoción en lo que haces. De esta manera el ejercicio te “engancha” seguro». Como debe ser. Porque no hay nada más sano que hacer deporte. Para el cuerpo y para la mente.
Adiós a la grasa extra
Para completar el ejercicio y decir adiós a esos kilos de más que a veces nos acompañan tras el verano, nada de dietas rápidas y milagrosas. No hay que dejar que la grasa se asiente pero hay que obligarse a que desaparezca de forma segura y eficaz. Perder peso a lo loco en poquísimo tiempo es una barbaridad para su salud. Para que se hagan una idea, según un informe realizado por la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA) y el Centro de Investigación sobre Fitoterapia(INFITO), la mitad de las dietas que se hacen no son sanas y se basan en criterios poco saludables. Olvídese de las dietas proteicas, de saltarse comidas, disociar alimentos y, por supuesto, ayunar. No se engañe:_«Para perder peso de manera saludable hay que tomar entre 3 y 5 comidas al día, sin privarse de ningún grupo de alimentos, y practicar ejercicio regular, a lo que se puede añadir preparados de plantas medicinales de dispensación farmacéutica». Ya lo saben. Y no lo olviden. Su salud está en juego.

Para los alérgicos al «gym»: Gimnasia pasiva

Que lo de ir al gimnasio y sudar la camiseta no es lo suyo. Lamentablemente para usted, eso ya no es una excusa válida. En la Clínica Corporal M+C ofrecen la última tecnología en gimnasia pasiva, o lo que es lo mismo, ejercitar el músculo tumbado en una camilla con unos electrodos conectados a un ordenador haciendo todo el trabajo por usted. ¿A que es tentador? Se llama «Electroterapia Interferencial Multifunción». Es lo último en puesta en forma para los más vagos o vagas: una plataforma de última generación que, a través de distintos tipos de corrientes interferenciales variables, ofrece programas de tratamiento personalizados para tonificar la musculatura, compactar grasa e incluso para mejorar la textura cutánea desde las piernas a los brazos, glúteos, muslos, estómago…. En definitiva, para lucir un «cuerpo 10» sin esfuerzos, mientras está cómodamente tumbado.

Anuncios

Descubren por qué el aislamiento social en la infancia causa trastornos psiquiátricos

17 Sep

Los niños que sufren negligencia grave y aislamiento social experimentan problemas cognitivos y sociales en la edad adulta. Ahora, un nuevo estudio del Hospital Infantil de Boston, publicado enScience, ha demostrado cómo surgen estas alteraciones funcionales: el aislamiento social durante la vida temprana evita que maduren las células que forman la materia blanca del cerebro, y que se produzca la cantidad adecuada de mielina en las fibras nerviosas.
El estudio también identifica la vía molecular implicada en estas anomalías, mostrando que es interrumpida por el aislamiento social, y sugiriendo que podría ser, potencialmente, tratada con medicamentos. Por último, la investigación indica que el momento de la privación social es un factor importante en la causa del deterioro cognitivo.
Los investigadores, dirigidos por Gabriel Corfas, y Manabu Makinodan, ambos del Centro de Neurobiología F.M. Kirby del Hospital Infantil de Boston, tomaron como modelo las carencias sociales en ratones, poniéndolos en aislamiento durante dos semanas. Cuando el aislamiento se produjo durante un «periodo crítico», comenzando tres semanas después del nacimiento, los oligodendrocitos no consiguieron madurar en la corteza prefrontal, una región del cerebro importante para la función cognitiva y la conducta social. Como resultado, las fibras nerviosas mostraban revestimientos más delgados de mielina -que es producida por los oligodendrocitos- y los ratones mostraron alteraciones en la interacción social y la memoria de trabajo.

Células gliales

Estudios en niños criados en instituciones donde el descuido era evidente, como otra investigación reciente del Hospital Infantil de Boston, muestran cambios en la materia blanca de la corteza prefrontal, pero el mecanismo de los cambios aun no estaba claro. Ahora, el nuevo estudio se suma a un creciente cuerpo de evidencia de que las llamadas células gliales, incluidos los oligodendrocitos, hacen algo más que sólo ser neuronas de apoyo: también participan activamente en la creación de los circuitos del cerebro que reciben influencia del exterior.
Según Corfas, líder del estudio, «estamos demostrando que las células gliales también se ven influenciadas por la experiencia y que este es un paso esencial para el establecimiento de circuitos neuronales normales y maduros». La mielina es esencial para la velocidad y la eficiencia de la comunicación entre las diferentes áreas del cerebro, por lo que la disminución de la mielinización puede explicar los déficits sociales y cognitivos en los ratones.
Corfas había demostrado, previamente, que la mielinización anormal altera la señalización dopaminérgica en el cerebro, lo que podría proporcionar una explicación alternativa para los resultados obtenidos en el nuevo estudio. La nueva investigación también mostró que los efectos del aislamiento social dependen del tiempo. Si los ratones eran aislados durante un periodo determinado de su desarrollo, no podían recuperar la funcionalidad normal incluso cuando se pusieron de nuevo en un entorno social.

Aislados sociales

Por último, Corfas y sus colaboradores identificaron una vía de señalización molecular a través de la cual el aislamiento social conduce a la mielinización anormal. Los cerebros de los ratones socialmente aislados tenían menos neuregulina-1 (NRG1), una proteína esencial para el desarrollo del sistema nervioso; además, cuando los investigadores eliminaron un receptor de NRG1, conocido como ErbB3, de los oligodendrocitos, el efecto fue el mismo que el del aislamiento.
«Estas observaciones indican que los mecanismos que encontramos son necesarios para que el cerebro se beneficie de la experiencia social temprana», apunta Corfas. Actualmente, el laboratorio de Corfas está desarrollando fármacos para estimular el crecimiento de mielina, apuntando al receptor ErbB3 o a las vías relacionadas. Una serie de trastornos neuropsiquiátricos, tales como la esquizofrenia y los trastornos del estado de ánimo, han sido relacionados con cambios patológicos en la materia blanca y la mielinización, y a perturbaciones en la vía de señalización de NRG1-erbB; por lo tanto, los resultados de este estudio pueden ofrecer un nuevo enfoque para estos trastornos.

Los omega-3 no se asocian con un menor riesgo cardiovascular

17 Sep

Una investigación con casi 70.000 pacientes, publicada esta semana en la revista JAMA, afirma que los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 no se relacionan con un menor riesgo de muerte cardiaca, muerte súbita, ataque cardíaco o derrame cerebral.
Hasta ahora, algunos ensayos clínicos aleatorizados apoyaban el tratamiento con ácidos grasos poliinsaturados omega-3 de origen marino para prevenir riesgos cardiovasculares, mientras que otros ensayos refutaban sus hipotéticos efectos. Aunque el posible mecanismo de acción no estaba claro, los científicos a favor postulaban cierta capacidad de los omega-3 para reducir los niveles de triglicéridos, prevenir arritmias graves e incluso disminuir la agregación plaquetaria y la presión arterial.
El equipo de C. Evangelos Rizos, del Hospital de la Universidad de Ioánina (Grecia), ha realizado un metaanálisis sobre la asociación entre los omega-3 y los resultados cardiovasculares, integrando y revisando los datos disponibles de un gran número de ensayos aleatorizados.

Uso injustificado

De las 3.635 referencias obtenidas, se incluyeron 20 estudios con 68.680 pacientes asignados al azar, que reportaban 7.044 muertes, 3.993 muertes cardiacas, 1.150 repentinas muertes, 1.837 ataques cardiacos y 1.490 accidentes cerebrovasculares. «El análisis no indicó ninguna asociación estadísticamente significativa con los principales resultados cardiovasculares», afirman los autores. «Nuestros hallazgos no justifican el uso de ácidos grasos omega-3 en una intervención estructurada en la práctica clínica diaria ni tampoco su administración en la dieta».
Según los expertos, para refinar sus conclusiones sería apropiado llevar a cabo otro metaanálisis con datos de pacientes individuales. De este modo se podría averiguar si existe una posible influencia de la dosis, la adhesión del paciente al tratamiento, la ingesta base y el grupo de riesgo de enfermedad cardiovascular.
Polémica servida
Las actuales directrices emitidas por las principales sociedades de cardiología recomiendan el uso de los ácidos grasos omega-3, ya sea en forma de suplementos o mediante asesoramiento dietético, en pacientes después de un infarto de miocardio.
La Administración de Alimentos y Fármacos de EE.UU. (FDA) ha aprobado su ingesta solo para bajar los triglicéridos en pacientes con hipertrigliceridemia. En Europa, algunas agencias nacionales de reglamentación -pero no todas- han aprobado la administración de ácidos grasos omega-3 para disminuir el riesgo cardiovascular.
La controversia derivada de las distintas indicaciones del etiquetado «causa confusión en la práctica clínica diaria sobre si utilizar estos agentes o no para la protección cardiovascular», explican los autores del estudio.

 

Fuente: ABC

El cáncer de pulmón es el tipo de cáncer más mortal del mundo

17 Sep

El cáncer es una enfermedad que comienza cuando determinadas células humanas se rebelan, perdiendo el cuerpo el control sobre ellas. Para que el cuerpo y los órganos funcionen correctamente, el crecimiento celular debe estar estrictamente regulado. Las células cancerígenas, sin embargo, son aquellas que empiezan a dividirse y multiplicarse a su propio ritmo, formando bultos anormales denominados tumores. Se calcula que cada año mueren de cáncer unos 6,7 millones de personas.

No todos los cánceres son mortales. Algunos tumores se denominanbenignos porque no se extienden a otras partes del cuerpo. Sin embargo, las células de tumores malignos son las que invaden otros tejidos y continuarían avanzando si no se trataran, dando lugar a cánceres secundarios.

El cáncer puede empezar prácticamente en cualquier célula del cuerpo debido a daños o defectos en los genes encargados de la división celular. Las mutaciones van incrementando con el tiempo, lo que explica por qué suele desarrollarse el cáncer en etapas avanzadas de la vida. Sigue siendo incierta aún cuál es la causa que provoca estos cambios en la célula pero la alimentación, el estilo de vida, las infecciones virales, la exposición a radiaciones o productos químicos dañinos así como genes hereditarios son algunos de los factores que pueden aumentar el riesgo de padecer cáncer.

El cáncer de pulmón es el tipo de cáncer más mortal del mundo. Alrededor de 1,2 millones de personas mueren víctimas de esta enfermedad al año. La mayoría son fumadores que inhalan, junto al tabaco, otras sustancias que producen cáncer denominadas cancerígenas. Los expertos consideran que un 90 por ciento de los casos de cáncer de pulmón tienen su origen en el tabaco.

De cada cuatro mujeres con cáncer en la actualidad una es por cáncer de mama. Los estudios apuntan a que los genes heredados pueden influir en las probabilidades de desarrollar la enfermedad. Una mujer cuya madre o hermana padece cáncer tiene casi el doble de probabilidades de verse afectada por la enfermedad que una mujer sin antecedentes en su familia. El estilo de vida también puede influir, especialmente en los países occidentales en los que muchas mujeres tienen hijos más tarde. Las mujeres que dan a luz por primera vez después de los treinta años tienen tres veces más riesgo de desarrollar cáncer de mama que las que han sido madres antes.

 

Diferencias geográficas

Existen también fuertes diferencias geográficas, pues las tasas de incidencia varían hasta treinta veces más en algunos casos según las regiones. En gran parte de Asia y América del sur y central, por ejemplo, elcáncer de cérvix es el que más víctimas mortales representa entre las mujeres. En cambio, en América del Norte y Europa es otro tipo de cáncer ginecológico, el cáncer de ovarios, el que mayor amenaza supone.

Entre los hombres, las regiones de África oriental y del sur registran la segunda y tercera tasas más altas de cáncer de esófago después de China, mientras las regiones central y occidental de África tienen los índices más bajos del mundo. Puede que sean las diferencias en la alimentación las que expliquen estos contrastes.

No obstante, las causas de desarrollo de muchos tipos de cáncer siguen siendo un misterio. El cáncer cerebral, la leucemia (cáncer de la sangre), y el linfoma (cáncer de las glándulas linfáticas) son algunos de los tipos de cáncer que siguen desconcertando a los científicos.

 

Tratamientos

Cada vez más gente sobrevive a los diagnósticos de cáncer gracias a la detección precoz y a la existencia de mejores controles y tratamientos. Los tres tratamientos principales para el cáncer son la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia. La radioterapia, denominada también terapia de radiación, implica atacar el tumor con rayos X de alta energía para reducir y destruir las células cancerígenas. La quimioterapia emplea fármacos contra el cáncer.

A pesar de esto, se prevé que los casos de cáncer aumenten en el futuro dado que la población mundial está envejeciendo. Se calcula que el número de personas con una edad superior a 60 años se habrá más que duplicado para el 2050, pasando de un 10 a un 22 por ciento de la población. Esto añadiría unos 4,7 millones de personas al número de víctimas mortales de cáncer para el 2030.

Fuente: National Geographic

Alimentos para mejorar la salud del cabello

16 Sep

Tener un cabello resistente y con un buen aspecto es un signo de buena salud. Y sin duda, la salud y una correcta alimentación van de la mano. Así que un motivo más para seguir una dieta sana es, por qué no, mantener el buen aspecto de nuestra melena, si bien esto no es lo único que preocupa a los expertos en el cuero cabelludo: la pérdida del cabello puede disminuir la confianza en nosotros mismos y ello puede generar, sobre todo en mujeres mayores, una disminución en la frecuencia de las relaciones sociales, e incluso, provocar aislamiento social. Este asunto no es, en absoluto, trivial.

En este reportaje, se enumeran las principales causas de pérdida de cabello, se analizan las relacionadas con la nutrición y se indica cuáles son las vitaminas y minerales que inciden en la salud del cabello.

Principales causas de pérdida de cabello

La pérdida de cabello puede deberse a diversos factores. Entre ellos:

  • Envejecimiento (es el motivo más frecuente).
  • Causas genéticas.
  • Determinadas enfermedades (en particular, las autoinmunes).
  • Uso de ciertos medicamentos (la pérdida suele mejorar al dejar de tomarlos).
  • Cambios hormonales, como los ocurridos durante el embarazo, que se revierten poco después del parto.
  • Mal cuidado del cabello por uso frecuente de trenzas apretadas, productos químicos, calor mediante planchas o alisadores de pelo, e incluso, el uso habitual de tintes.
  • Estrés emocional (aunque parece que su efecto es más bien modesto).
  • Desnutrición.
  • Alcoholismo.
  • Mal funcionamiento de la glándula tiroides.
  • Seguir una “dieta milagro”.
  • Déficit de determinadas vitaminas y minerales.

Los últimos cinco puntos de esta lista están relacionados con la alimentación y, por este motivo, se analizan a continuación con más detalle.

Nutrición y pérdida capilar

  1. La desnutrición es muy poco frecuente en España, salvo en situaciones excepcionales, y su tratamiento debe quedar en manos de especialistas. En cualquier caso, la pérdida de cabello es el menor de los males en tales circunstancias.
  2. El alcoholismo, sin embargo, registra en España una de las mayores cifras de consumo de alcoholper capita de Europa, según el último informe al respecto de la Organización Mundial de la Salud. Conviene disminuir, sin lugar a dudas, el consumo de bebidas alcohólicas. Si evitar la pérdida de cabello contribuye a esta disminución, será una buena noticia.
  3. Desde un punto de vista nutricional, prevenir posibles enfermedades de la glándula tiroides, como el hipotiroidismo (que puede generar un pelo áspero, seco y provocar su pérdida) pasa por tomar de forma habitual, aunque con moderación, sal yodada. Con media cucharada al día es suficiente, excepto en mujeres embarazadas o lactantes, que requieren suplementos de yodo. Las hormonas tiroideas, que necesitan yodo para su correcta formación, participan en la actividad de los folículos pilosos.
  4. Uno de los muchos efectos secundarios de las “dietas milagro” es la pérdida de cabello, pero como esto ocurre con lentitud, es posible que no sea evidente hasta pasados varios meses tras el inicio de la “dieta”. El más reciente consenso español de prevención y tratamiento del sobrepeso y la obesidad en adultos señala que las dietas muy bajas en calorías incluyen, entre sus múltiples efectos adversos, la caída de cabello. Debido a sus efectos secundarios, y a que su eficacia es limitada, estas dietas se desaconsejan.
  5. ¿Hemos de tomar pastillas de vitaminas y minerales para que nuestra melena luzca maravillosa? La respuesta es no. Pese a que nuestra alimentación no es del todo saludable, los déficits de vitaminas y minerales que afectarían a nuestro cabello son raros en Europa. Una dieta saludable y equilibrada es capaz de cubrir los requerimientos nutricionales de nuestro cabello por sí misma, sin necesidad de acudir a los suplementos.

Vitaminas y minerales para el cabello

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) señala que no hay pruebas suficientes que relacionen la salud capilar con la ingesta de hierro, beta-carotenos, aminoácidos L-cisteína y L-metionina, isoflavonas de la soja o vitaminas A, B1, B2, B3, B5, B6, B12 o E.

Los micronutrientes que sí contribuyen, según la EFSA, al mantenimiento del cabello son la biotina, el cobre, el selenio y el zinc. Sin embargo, la institución también detalla que no hay datos que evidencien déficits de tales nutrientes en la población general de la Unión Europea.

Tomar suplementos sin indicación médica no hará que el cabello esté más sano y puede generar efectos secundarios indeseables. El exceso de selenio puede causar pérdidas de cabello. La mejor manera de ingerir tales nutrientes es mediante una dieta sana, para lo cual conviene recordar tres secretos:

  1. Consumir alimentos no procesados o apenas procesados.
  2. Reducir el tamaño de las raciones de los alimentos que tomamos.
  3. Priorizar en nuestra dieta los alimentos de origen vegetal.

Cien cabellos al día

Los adultos perdemos entre 100 y 150 cabellos cada día, pero como al mismo tiempo crecen otros nuevos, esta pérdida es casi imperceptible. Las mujeres pierden el cabello más tarde que los hombres, aunque no es tan conocido que la mitad de ellas experimentan una pérdida perceptible de pelo a partir de los 50 años.

Cerca del 75% de las mujeres mayores de 65 años pierden un alto número de cabellos a diario. Es normal, en suma, que nuestro cabello sea menos resistente, más canoso y se caiga más con el paso de los años. Pero tal como recoge este artículo de EROSKI CONSUMER, uno de los secretos de un buen envejecer radica en la juventud interior y en la actitud personal.

el tornillo que te falta

Lo mejor en diseño y arte desde Bilbao

drjuanruiz

Noticias curiosas y variadas

Tu camino de baldosas amarillas

Inspiración, motivación, desarrollo personal y coaching