Archivo | Alimentación RSS feed for this section

Los omega-3 no se asocian con un menor riesgo cardiovascular

17 Sep

Una investigación con casi 70.000 pacientes, publicada esta semana en la revista JAMA, afirma que los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 no se relacionan con un menor riesgo de muerte cardiaca, muerte súbita, ataque cardíaco o derrame cerebral.
Hasta ahora, algunos ensayos clínicos aleatorizados apoyaban el tratamiento con ácidos grasos poliinsaturados omega-3 de origen marino para prevenir riesgos cardiovasculares, mientras que otros ensayos refutaban sus hipotéticos efectos. Aunque el posible mecanismo de acción no estaba claro, los científicos a favor postulaban cierta capacidad de los omega-3 para reducir los niveles de triglicéridos, prevenir arritmias graves e incluso disminuir la agregación plaquetaria y la presión arterial.
El equipo de C. Evangelos Rizos, del Hospital de la Universidad de Ioánina (Grecia), ha realizado un metaanálisis sobre la asociación entre los omega-3 y los resultados cardiovasculares, integrando y revisando los datos disponibles de un gran número de ensayos aleatorizados.

Uso injustificado

De las 3.635 referencias obtenidas, se incluyeron 20 estudios con 68.680 pacientes asignados al azar, que reportaban 7.044 muertes, 3.993 muertes cardiacas, 1.150 repentinas muertes, 1.837 ataques cardiacos y 1.490 accidentes cerebrovasculares. «El análisis no indicó ninguna asociación estadísticamente significativa con los principales resultados cardiovasculares», afirman los autores. «Nuestros hallazgos no justifican el uso de ácidos grasos omega-3 en una intervención estructurada en la práctica clínica diaria ni tampoco su administración en la dieta».
Según los expertos, para refinar sus conclusiones sería apropiado llevar a cabo otro metaanálisis con datos de pacientes individuales. De este modo se podría averiguar si existe una posible influencia de la dosis, la adhesión del paciente al tratamiento, la ingesta base y el grupo de riesgo de enfermedad cardiovascular.
Polémica servida
Las actuales directrices emitidas por las principales sociedades de cardiología recomiendan el uso de los ácidos grasos omega-3, ya sea en forma de suplementos o mediante asesoramiento dietético, en pacientes después de un infarto de miocardio.
La Administración de Alimentos y Fármacos de EE.UU. (FDA) ha aprobado su ingesta solo para bajar los triglicéridos en pacientes con hipertrigliceridemia. En Europa, algunas agencias nacionales de reglamentación -pero no todas- han aprobado la administración de ácidos grasos omega-3 para disminuir el riesgo cardiovascular.
La controversia derivada de las distintas indicaciones del etiquetado «causa confusión en la práctica clínica diaria sobre si utilizar estos agentes o no para la protección cardiovascular», explican los autores del estudio.

 

Fuente: ABC

Anuncios

El consumo de aceite de oliva virgen, nueces y vino previene de la demencia

17 Sep

El consumo elevado de alimentos ricos en polifenoles como el aceite de oliva virgen, las nueces y el vino mejoran la función cognitiva y previenen de enfermedades neurodegenerativascomo el alzhéimer, según un estudio liderado por expertos del Hospital Clínic de Barcelona.
La investigación, publicada en el Journal of Alzheimer’s Disease, vincula «el consumo de alimentos con polifenoles y los niveles de esta sustancia en la orina con el comportamiento de la memoria», ha explicado uno de los firmantes del artículo, Emili Ros.
Según este especialista del Clínic, es recomendable, tanto para la salud cardiovascular como para la cerebral, generalizar el uso del aceite de oliva virgen en los platos, consumir entre cuatro y siete nueces diarias y beber dos copas de vino, en el caso de los hombres, y una para las mujeres cada día.
La investigación se ha realizado en una primera fase con 447 participantes sin enfermedades vasculares pero con alto riesgo cardiovascular, con edades entre los 55 y los 80 años y que no seguían una dieta concreta.

Actividad cerebral

Los investigadores han sometido a los participantes a una serie de pruebas neuropsicológicas para estudiar su actividad cerebral, al tiempo que se les ha analizado la orina como marcador de ingesta de polifenoles, que es una sustancia antioxidante. «La novedad es que hemos podido establecer variables sobre qué parte de la función cognitiva potencia cada alimento», ha destacado Ros, jefe de la Unidad de Lípidos del Clínic.
Así, el consumo de aceite de oliva, en concreto el virgen, se asocia a mejores puntuaciones en pruebas de memoria verbal, la ingesta de nueces con mejor memoria de trabajo y el consumo moderado de vino con mejor función cognitiva global.
En una segunda fase, cuyos resultados se publicarán en un año, los investigadores del Clínic analizarán de nuevo a los participantes después de aplicarles una dieta concreta para ver la evolución respecto a sus patrones de alimentación anteriores.
La investigación, liderada por Cinta Valls-Pedret, de la Unidad de Lípidos del Hospital Clínic de Barcelona, forma parte de un ensayo clínico multicéntrico sobre los efectos preventivos de la dieta mediterránea en el que participan 7.447 sujetos entre 55 y 80 años, sin enfermedad vascular previa pero de alto riesgo cardiovascular. Diversos estudios epidemiológicos sugieren que alimentos como las frutas, las verduras o el pescado, así como nutrientes como los ácidos grasos poliinsaturados, la vitamina B y los antioxidantes pueden proteger del declive cognitivo asociado a la edad y a la enfermedad de alzhéimer.

El presidente de la Fundación Dieta Mediterránea, Lluís Serra-Majem, se ha felicitado de que la evidencia en torno a los beneficios de la dieta mediterránea crezca «día a día» y de que cada vez sean más las patologías que se benefician de este patrón alimentario tan saludable.

 

Fuente: ABC

Se refuerzan las inspecciones sobre la calidad de la leche

16 Sep

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y las comunidades autónomas intensificarán las actuaciones de control de la calidad en el sector lácteo, mediante la realización de una campaña oficial de inspección de la calidad comercial de la leche de consumo tratada térmicamente, informó el departamento de Miguel Arias Cañete.

La campaña, que se desarrollará a partir del 15 de septiembre y hasta final del año, tiene el objetivo de aunar esfuerzos para contribuir a preservar la calidad de la leche de consumo que se comercializa, así como a mantener las condiciones de competencia leal entre los operadores y la confianza en los mercados.

Los controles los llevarán a cabo las autoridades autonómicas competentes en el control de la calidad alimentaria en industrias envasadoras de leche de consumo y tendrán por objeto el control del cumplimiento de los requisitos legalmente exigibles de calidad y etiquetado de la leche de consumo tratada térmicamente.

Para la realización de la campaña se contará con la colaboración del Ministerio, ya que será el Laboratorio Agroalimentario de Santander el que realice los análisis de las muestras suministradas por las comunidades autónomas.

el tornillo que te falta

Lo mejor en diseño y arte desde Bilbao

drjuanruiz

Noticias curiosas y variadas

Tu camino de baldosas amarillas

Inspiración, motivación, desarrollo personal y coaching